martes, 29 de enero de 2008

Me había dicho que no iba a hacer arte burgués, al menos por un tiempo, pero me agarro el duende y heme aquí transformando, recortando y ensamblando, a máquina, imágenes propias y ajenas.

La intención sería contar historias urbanas, políticas, sustentables, de ahí el título de la serie: Economía, Ecología y Sociedad, ejes del Desarrollo Sustentable; mas ustedes ven, imposible un discurso lineal narrativo, en cambio regresé al juego de tres, al fondo con dos.

Serán espejos, serán reflejos, míos, tuyos, de todos los demás, en todo caso están allí para provocarte para que te vaciles, goces y esta vez hasta para que sufras, si quieres. Como algunos saben, me había negado a usar imágenes o ideas negativas en mis trabajos, por esto que siempre es más fácil denunciar que proponer, que cuando estamos depre todo fluye, todo sale, en el campo de la expresión. Esta vez va con todo.

En un mundo fragmentado es iluso tratar de proponer cosas comunes, pero ahí está el punto, el juego, el desafío, el goce.

El proceso sigue siendo lúdico, aleatorio, creando un código bricolador de tal manera que los componentes puedan ser usados, si fuera el caso, una y otra vez. Eso está por verse.

Al apropiarme de las ajenas y poner en común las propias, ¿quién es el autor?

xblum

3 comentarios:

yoli dijo...

me ha gustado las composiciones que has conseguido

Andrea dijo...

Me encanta tu "arte burgués".
Decís que "Al apropiarme de las ajenas y poner en común las propias, ¿quién es el autor?" Creo que en este mundo fragmentado, muchas veces doloroso, otras desolador, aterrador, podemos permitirnos armar los pedazos en una obra, un camino más fresco y vital, a veces en soledad y otras veces con otros.
Un abrazo

Santiago : LiFiH dijo...

si, estoy de acuerdo con Andrea, pero ademas, se genera esa interface - interconexion, armar una red con todos los fragmentos que adoptamos, y con fragmentos que adoptan de nosotros, seria un trabajo interesantisimo, seguro por ahi existen, de cualquier manera, me gusta tu lirica, saludos.